viernes, 7 de febrero de 2014

Critica AHS: Coven

AMERICAN HORROR STORY: COVEN

 Tras una excelente y sobresaliente segunda temporada (AHS: Asylum), Ryan Murphy dejó el listón muy alto y mucho tenía que arriesgar para que la siguiente historia estuviese al nivel de su predecesora. Y con la producción de su tercera temporada me llego a crear unas expectativas muy favorables y esperanzadoras, haciéndome creer que pudiese superar a Asylum, pero que tras la visión de sus treces episodios no se han llegado a cumplir.
  En los meses de verano de 2013 empezaron a surgir noticias que ayudaron a crearme esas expectativas: la brujería como temática, las nuevas incorporaciones al reparto (Kathy Bates y Angela Bassett), la introducción al argumento de personajes reales y con pasado oscuro como Delphine LaLaurie, Marie Laveau o el Asesino del Hacha. Pero con la emisión del primer capítulo de AHS: Coven, esas expectativas empezaron a desmoronarse.

 ********************SPOILERS**********************

Con nueva ambientación, un Nueva Orleans lleno de brujas y a camino entre 1830 y la actualidad, todo comenzaba muy bien. Con Fiona (Jessica Lange), la bruja Suprema, regresando a la ciudad decidida a proteger al aquelarre y empeñada en acabar con aquel que se interponga en su camino, ya fuese cazadores de brujas (yerno incluido), a su vieja amiga y miembro del Consejo, Myrtle Snow (Frances Conroy) o a sus alumnas, Madison (Emma Roberts) y Nan (Jamie Brewer). Y es aquí donde encontramos el gran error de esta temporada, antes de que pudieses echar de menos al personaje muerto de la semana, revivía en el siguiente episodio. Lo que claramente quitaba emoción y tensión a la serie y creaba incertidumbre a no saber si los verás andando y vivos minutos más adelante.
Otro punto negativo fue el apasionante personaje Delphine LaLaurie (Kathy Bates) que se quedó a medio gas y sin explotarlo lo suficiente. Ya que un personaje tan complejo, con una trama mejor hubiese podido eclipsar a la misma Jessica Lange. Pero tan solo quedo como un personaje secundario, que en determinados episodios ni aparecía y tampoco te preguntabas por ella. Lo mismo ocurría con el enemigo número uno de Fiona, la reina vudú Marie Laveau (Angela Bassett), que en unos episodios quería matar a la Suprema y a sus discípulas y al siguiente eran sus mejores amigas. 
También tenemos que hablar del Asesino del Hacha, el sustituto del Hombre de Látex de la primera temporada y Cara Sangrienta de la segunda. Y que no ha llegado a ser ni tan siquiera un reflejo de sus predecesores. Un personaje tan anodino y simple, que lastraba al personaje de Jessica Lange en determinadas momentos, pero cuyo final me encanto: Acompañando a Fiona en su "Infierno personal" de frustrada ama de casa.
Entre sus cosas buenas, debemos incluir la trama de la Suprema, que no se resolvió hasta el episodio final, dejándonos con la intriga hasta el último momento. Al final resultó ser Cordelia (Sarah Paulson), la hija de la Suprema, que se sacrifico constantemente por el bien del aquelarre, incluso sacándose sus ojos para recuperar su poder de visión. Un personaje que fue de menos a más, siendo la decisión más acertada para el aquelarre. También hay que destacar su apartado técnico impecable y sobresaliente como siempre. Y por supuesto las interpretaciones de sus actrices.
En conclusión, Coven ha sido una temporada regular, respecto a los que Ryan Murphy nos tiene aconstumbrados y que no ha estado a la altura de Asylum, pero que está al nivel de su primera temporada. Además es infinitamente superior al nivel de las series que podemos encontrar en los distintos canales en abierto de la TV. Ahora tendremos que esperar hasta octubre de 2014 para dejarnos deslumbrar por las nuevas tramas de la cuarta temporada de American Horror Story y última para Jessica Lange, que esperemos este a la altura de Asylum.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...